diumenge, 5 d’abril de 2015

ULTIMA HORA

Ahir 4 d’abril a les 15.15 hores, s’ha mantingut contacte físic entre la "Torca del Cotero" i la "Torca de Las Yeguas", 26 anys després de la 1ª exploració d'aquesta darrera cavitat. Posteriorment, tres espeleòlegs han passat d’un costat a l’altre, aconseguint finalment  la connexió de les dues, després de múltiples intents i d’importants  treballs de desobstrucció, Així mateix, s'ha aconseguit incorporar una nova entrada a la “ Red del Alto del Tejuelo”, concretament la nº  11, afegint 2 km més al seu recorregut i comptabilitzant un total de 124 km de galeries i 700 mts.

"la Albericia" aproximació a la "Torca de las Yeguas" (foto Jordi Carretero)

Aquesta fita ha estat possible aconseguir-la gràcies  a la participació de 13 espeleòlegs de diversos clubs i nacionalitats.

dilluns, 23 de març de 2015

CL-081 Torca del Espejo - Darreres exploracions

La Torca del Espejo segueix donant fruits i de moment sembla que no s'acaba (962m de recorregut i -214m)En Víctor Gayol ha estat en la majoria d'entrades i ens ha fet un relat de la evolució de les darreres exploracions, aquí el teniu:



Han pasado casi tres meses desde aquel día en que Jordi Pérez, Jordi Carretero y yo, tras superar una serie de pasos estrechos y desobstrucciones en la Torca del Espejo por fin descubríamos ante nosotros una zona de amplias salas que hacían pensar que podría tratarse de una cavidad importante. En cuanto empezamos a recorrer una pequeña parte de sus  posibles continuaciones tuvimos claro de que la Torca del Espejo iba a dar mucho que hablar… y que explorar. Ahora, tres meses después, nuestras perspectivas sobre esta torca son si cabe aún más optimistas. Después de otras cinco jornadas de exploración repartidas entre enero, febrero y marzo, la topografía ya alcanza un kilómetro de desarrollo y doscientos metros de desnivel, y las posibilidades de continuación siguen siendo tan numerosas como el primer día.
A continuación paso a relatar las jornadas de exploración que han tenido lugar durante estos tres meses.

3 DE ENERO:
Carretero y yo no podíamos aguantar las ganas de volver a la torca y empezar a explorar esos pozos y posibles galerías que habíamos llegado a ver la ocasión anterior. Decidimos empezar por el cruce que encontramos más al fondo, con un gran pozo a la derecha, una posible galería a la izquierda y otro pozo hacia delante que parece dar acceso al comienzo de una importante galería. En primer lugar Carretero se adentra un poco por la izquierda, mientras yo voy preparando la topografía. Al cabo de un rato vuelve y dice que parece comunicar con el mismo pozo que tenemos delante, pero que a medio camino ha encontrado otro pozo que sondea unos 30 metros, aunque no parece muy ancho. Decidimos dejarlo para otro día, igual que el pozo de la derecha, y vamos directos a lo que tenemos delante de nosotros. Tras instalar y bajar un pozo de unos diez metros nos encontramos en lo que parecía el comienzo de una galería, aunque en realidad es una gran fractura con el fondo relleno de bloques. Allí mismo encontramos un pequeño pozo que sopla algo de aire, pero tras descenderlo comprobamos que el aire viene de una fisura impenetrable. Tras volver a subir a la fractura nos ponemos a buscar otras posibles continuaciones y encontramos un pequeño pasillo que nos lleva hasta otro pozo de mayores dimensiones. Tras su descenso (8 m.) encontramos un pequeño paso que nos sitúa de nuevo en otro pozo.

4 DE ENERO:
Carretero y yo volvemos hasta el punto donde lo habíamos dejado el día anterior. Descendemos el nuevo pozo y nos encontramos de nuevo en la gran fractura, pero a un nivel inferior. En un lado aparece un nuevo pozo de doce metros, que en su mitad se divide en tres pozos que terminan confluyendo en la parte más baja. Tras inspeccionar y topografiar numerosos recovecos no nos queda más remedio que darnos por vencidos. Por esta vía no hay ninguna continuación. Ligeramente decepcionados volvemos a subir el pozo P12, aunque sabemos que en la torca aún quedan muchas vías por explorar. De hecho, nada más subir el pozo encontramos un paso lateral que nos sitúa en una gran colada de barro, aunque tampoco tiene continuación posible. Después de revisar todo bien, subimos desinstalando todos los pozos hasta el cruce izquierda-derecha.

7 DE MARZO:
Esta vez somos unos cuantos los que vamos a continuar con la exploración de la Torca del Espejo. Lluis Calvet, Xavi Salamanca y Xavi Conejos han venido de Barcelona, y a ellos nos vamos a unir (¡Cómo no!) Carretero, Fernando y yo.  Aprovechamos la multitud para hacer dos grupos y así abordar los dos lados del famoso “cruce”. Calvet, Carretero y Xavi Conejos van a explorar el pozo de la derecha (que tiene mejor pinta), mientras que Xavi Salamanca, Fernando y yo nos vamos por la vía de la izquierda. Empezamos por topografiar una rampa ascendente que termina totalmente obstruida por los bloques, aunque a mitad de camino vemos algo que parece una galería colgada a unos seis metros por encima de nosotros. Queda pendiente para hacer una escalada. Luego vamos a ver el pozo que había dicho Carretero. Es verdad que no parece muy ancho, pero en cuanto Fernando se pone a instalar y baja un poco nos dice que la cosa cambia completamente. El pozo ha pasado de tener un metro de diámetro a tener lo menos diez. Vamos, lo que se dice un pozaco. El problema es que todas las paredes son de coladas y costras, y es muy difícil de instalar. Más tarde Fernando dice que va a necesitar más cuerda, así que Xavi vuelve al cruce a buscar veinte metros más.  Cuando vuelve, Fernando nos dice que de veinte nada. Que ha llegado a una repisa, pero que el pozo baja mucho más, por lo menos cincuenta metros más. Esta vez soy yo el que va a buscar más cuerda. 


P97 Foto Fernando Garcia
Me encuentro al otro grupo, que ya están desinstalando porque su pozo resulta que comunicaba con la zona que ya habíamos explorado Carretero y yo. Me cojo su cuerda de cincuenta y vuelvo a buscar a Fernando y Xavi, pero me dicen que no baje, que ya están subiendo. Cuando llegan arriba me explican que sólo nos quedaban dos tornillos, totalmente insuficientes para instalar el resto del pozo. Después de comer nos encontramos de nuevo con el otro grupo, que están revisando y topografiando otra de las numerosas vías que aún están sin explorar. Al cabo de un rato dan por concluida la tarea, pero no porque se termine sino porque hay que instalar un resalte, lo cual ya queda para otro día.
8 DE MARZO:
Carretero, Fernando y yo volvemos a la torca, ansiosos por bajar el gran pozo que se nos había quedado a medias. Sin perder tiempo bajamos hasta la repisa hasta la que había llegado Fernando. La verdad es que el pozo es una pasada, y lo que se intuye por debajo parece aún mayor…  Esta vez soy yo el que prosigue la instalación, haciendo unos cuantos péndulos y un pequeño pasamanos para poder mantener el descenso por la pared, ya que hacia abajo lo único que nos espera es un gran volado que queremos evitar. En efecto, según voy bajando el pozo se va abriendo cada vez más, hasta alcanzar un diámetro de casi treinta metros.  Cuando por fin llego a la base me pongo a cubierto y espero a que llegue Fernando, quien me dice que Carretero ha salido porque no se encontraba muy bien.  Así que los dos empezamos a recorrer la gran sala que es la base del pozo. Poco a poco vamos destrepando entre grandes bloques hasta llegar a un cortado. Diez metros más abajo se intuye el comienzo de una galería, pero no tenemos material para bajar así que muy a nuestro pesar dejamos la incógnita para la próxima vez.
16 DE MARZO:
Carretero, Fernando y yo no hemos podido aguantar más de una semana sin averiguar lo que nos espera al fondo de esta torca. Tras bajar el pozo de 100 empezamos a topografiar la gran sala al tiempo que vamos avanzando hasta el resalte donde nos quedamos Fernando y yo. Una vez allí Carretero instala una cuerda y empezamos a bajar, sintiendo ese gusanillo típico de cuando te adentras en lo desconocido. Yo voy detrás topografiando, pero en cuanto oigo las voces de Fernando dejo el Disto y destrepo lo más rápido posible para ver lo que ha encontrado. Se trata de una galería con muy buena pinta, de sección circular y unos cuatro metros de diámetro. ¡Esto promete! Hay que tener en cuenta que estamos a nivel 600 msnm, el mismo que las galerías de las Yeguas y el primer piso del Cotero.


Galeria 29 Foto Jordi Carretero

Mientras yo sigo con la topografía, Carretero revisa el caos de bloques y Fernando se adelanta por la nueva galería. Enseguida nos reunimos con él y vemos que ante nosotros se abre otra gran sala, pero decidimos alargar el momento y hacer una parada para comer. Luego por fin nos adentramos en la sala, que llamaremos Sala de los Percebes por sus formaciones. Es otra sala de grandes dimensiones, casi tanto como la del pozo, pero después de recorrerla de un lado a otro parece que no encontramos ninguna continuación evidente. Nos ponemos a buscar más a fondo y Carretero encuentra un paso bajo con corriente de aire. Parece que el aire viene de unos agujeros en el suelo que habrá que desobstruir. También observamos una ventana en la pared norte de la sala, aunque vamos a tener que hacer un largo pasamanos para poder alcanzarla.


Sala de los Percebes Foto Fernando Garcia

Camino de vuelta nos dedicamos a revisar detenidamente la sala del pozo (habrá que ponerle un nombre) y Carretero encuentra tras una grieta una galería que va en dirección norte. Queda pendiente de explorar. Satisfechos con los resultados nos ponemos a subir el pozo, pero a mitad del ascenso mi croll se queda atascado. ¿Cómo es posible? No corre ni hacia arriba ni hacia abajo. A duras penas llego a un fraccionamiento y al abrir el croll descubro el problema. La chapita de acero que lleva para evitar el desgaste se ha rajado, y se ha formado una esquina punzante que se clava en la cuerda. No entiendo cómo ha podido ocurrir esto, pero tengo que enviárselo a petzl para que sean conscientes del problema. Menos mal que Fernando llevaba un shunt que me pudo pasar, y con eso y mi basic pude subir bastante bien.
A eso de las ocho de la tarde salimos los tres al exterior, donde nos espera ansiosamente Cala, la perra de Fernando. 


Aún nos queda una hora de camino hasta el collado de la Espina, pero lo hacemos con la satisfacción de haber encontrado un nivel con grandes salas y una galería. Esperemos que las próximas exploraciones den buenos frutos y sigamos bajando, o encontremos más galerías en este nivel.


Foto Fernando Garcia

divendres, 16 de gener de 2015

Intent de connexió Yeguas-Cotero Abril 2014


La Torca de las Yeguas i la Torca del Cotero son dues cavitats emblemàtiques per al nostre club. Las Yeguas perquè va ser la primera exploració a la zona, parlem de 1988, fa més de 25 anys!. La segona, descoberta a les acaballes del 1999, ens ha tingut ocupats una llarga temporada, a diverses generacions de espeleòlegs que han explorat els tres pisos de galeries fins a donar més de 10.000m de recorregut.

Des de fa temps que veiem que ambdues cavitats tenien quelcom en comú: un nivell de grans galeries a la cota 600. A més, aquestes galeries, en un punt s'acostaven tant que ens va fer pensar que en el passat tenien de haver format part de una única cavitat. Posteriors col·lapses del sostre han donat com a resultat una immensa barrera de blocs. Tenim clar que hi ha una circulació de aire des del Cotero a las Yeguas, hi ha d’haver-hi un pas, la qüestió es a on i si ens serà possible passar.


Diverses entrades, tantes que hem perdut el compte, s’han programat per intentar trobar el pas entre blocs. En una de elles,  durant la campanya de Setmana Santa del 2014, un nombrós de grup de col·legues ens acompanyen per ajudar-nos. L’objectiu es situar gent a ambdós costats del caos de blocs i intentar establir contacte auditiu.

Finalment, el grup de las Yeguas escolta com treballen el grup del Cotero i n’identifiquen un punt on hi ha corrent d’aire. L’encens que cremàvem al Cotero per traçar el pas perfuma la Torca de las Yeguas. El punt està identificat ara cal treballar per fer possible que els espeleòlegs passem d’un costat a l’altre.

En el grup que va entrar per les Yeguas, en Dirk Hermans va filmar un vídeo que ens ha permès reproduir en el nostre blog. Aquí el teniu:

Video del Dirk

En aquesta sortida ens acompanyaven:

Per la banda de las Yeguas: Dirk i Walter del Spekul, Alberto Tubilleja “Tubi”, Assumpta Triadó i Eduard Pretel de la ACE de Mataró.

Per el costat del Cotero: Luc i Piet del Spekul, Fernando i Leticia de Arredondo, Miguel Ángel, Antonio i Adolfo del SECJA,  Àlber Filbá i Jordi Perez de la ACE Mataró.

No va poder acompanyar-nos per lesió en Jordi Carretero

dilluns, 29 de desembre de 2014

Exploraciones de invierno en el Alto del Tejuelo (Parte II)

Vuelve a amanecer despejado,  hoy retomamos los trabajos en la CL-081 Torca del Espejo. Se unen a nosotros Mercedes y Miguel Ángel, por lo menos hasta la entrada, aunque al final se meten un poco más.

Mercedes y Miguel Ángel delante del Espejo

Nuestra primera tarea es ensanchar el laminador vertical. La ejecuta Jordi Carretero, socio fundador de “desobstrucciones Calseca”. 

Le lleva un par de horas hacer el paso practicable, al otro lado un pequeño volumen, que no permite estar de pie y una rampa en subida que lleva a un pozo. Como siempre, los sondeos de un pozo dan lugar a diversas especulaciones: 10, 16, más de 20… las posiciones son inamovibles y por lo tanto se debe bajar para despejar la duda. Al final el láser dice que el pozo es de 18m y el espeleólogo que lo baja dice: “esto no tira”. En una repisa y a través de bloques nos volvemos a situar en la falla, continua por ambos lados pero infranqueables barreras de bloques incrustados no nos permiten seguir.

Regresamos a la salita de techo bajo donde nos espera Víctor que ha estado haciendo la topografía.
“Hacia el otro lado hay un paso horizontal - nos dice - si quitamos un bloque que hay en medio igual paso.”
Le atornillamos un anclaje al bloque y tiramos de él con cuerda. Víctor pasa a duras penas y se encuentra con un “laminador tobogán”, muy divertido de bajar pero con el tiempo se a embarrado y las risas se tornan lágrimas al volver…
Hacia abajo se cierra todo, solo en un lado hay una obertura que le lleva a una zona donde se puede poner de pie. Según Víctor las dimensiones empiezan a ser grandes y sin barro. Inspecciona un pequeño tramo, pero como llevamos un montón de horas explorando y él está solo al otro lado, decidimos dejarlo por hoy, mañana frescos y con tiempo exploraremos juntos para ver las posibilidades.

Laminador tobogan

Hoy es mi último día y va a ser corto, tengo el vuelo de regreso por la noche. Nos levantamos una hora antes para alargar el tiempo disponible. Ya nos conocemos la aproximación de memoria y en una hora nos encontramos entrando. Ensanchamos un poco más el paso de ayer, ahora se puede pasar con el arnés puesto.
Los Jordis comprobamos que las descripciones de Víctor se han quedado cortas, muy cortas. Visto en perspectiva, parece una gran sala en la que el techo ha colapsado, nosotros nos encontramos por encima de los bloques y el nuevo techo forma una bóveda, que a medida que bajamos se hace más vertical.

La zona ancha

Como poseídos nos adentramos por la zona nueva, cada uno por un lado, las continuaciones son numerosas, solo vamos por lo más evidente, franqueamos un paso entre bloques y aparecen nuevas zonas, parece no tener fin. En la parte más baja un destrepe peligroso parece ser el último obstáculo, necesitamos cuerdas.
Víctor viene a nuestro encuentro mientras topografía, felicitaciones y abrazos. Le animamos a dejar el dibujo y disfrutar de la exploración, le mostramos lo principal, el pozo final, las salas y al final otro paso en bajada que no me atreví a bajar solo.  Víctor lo intenta, tira abajo unos bloques inestables y consigue bajar. Le seguimos, otro importante volumen con varias continuaciones. Víctor sigue hacia la derecha, Carretero opta por la izquierda, yo sigo abajo….no por mucho tiempo, Carretero nos llama para que veamos lo que ha descubierto, por los gritos intuimos que debe ser algo bueno. Ha salido de la parte caótica de bloques y ha entrado en una zona de disolución, pozos, meandros, chimeneas y galerías de dimensiones considerables para la cota en que estamos. Esto pinta muy bien. Como ya es habitual, los grandes descubrimientos se hacen el último día! A partir de este punto es imprescindible la cuerda pero nosotros tenemos que regresar a Calseca.

El equipo a la salida de las exploraciones

La vuelta es muy animada, estamos eufóricos, planes para el futuro, hay que avisar a los compañeros..... no nos damos cuenta y llegamos al albergue justo a tiempo para que me pueda lavar el equipo, tomar una ducha y marchar al aeropuerto.

Volveremos!

CL-081 Torca del Espejo. Topografia de lo explorado hasta ahora


Jordi Pérez 29-12-2014



diumenge, 28 de desembre de 2014

Exploraciones de invierno en el Alto del Tejuelo (parte I)


Ya hacia días que tenia ganas de espeleo, por suerte puedo aprovechar 5 días de fiesta antes de Navidades para hacer una escapadita a la zona de exploración. Allí me esperan Jordi Carretero y Víctor Gayol, colaboradores necesarios para este deporte en equipo o en compañía.

Discutimos los planes, ya venia con la idea de ir a trabajar la “zona blanca”, una zona triangular sin cavidades importantes en medio de la maraña de galerías del Alto del Tejuelo, no me cuesta nada convencer a mis compañeros.





El primer día nos dirigimos a la CL-260, una cavidad en el extremo norte de la zona con una importante corriente de aire. De camino revisamos la CL-076, explorada por ECG en 1982. No nos cuadra la descripción y además encontramos un par de cavidades cercanas, aparentemente sin explorar y que es día soplan. Anotamos esta cavidad en trabajos pendientes de revisión. En la CL-260, revisamos en detalle lo explorado y encontramos una zona nueva, pero sin continuación. En la punta de exploración se fuerza un paso y la cavidad continua, por falta de tiempo debemos abandonar la exploración en la cabecera de un P10, se debe abrir el paso para continuar. De regreso dejamos el material en la CL-076, mañana las bajaremos.

El segundo día, de acuerdo a las previsiones, llueve. Nos tomamos el día libre para hacer una visita a Santoña, con vinos y anchoas incluidos y a Liérganes, a tomar un chocolate con churros.

El tercer día amanece despejado, ligeros de equipaje nos aproximamos a la zona, muestro a Jordi y Víctor algunas torcas exploradas, la CL-081 explorada por ECG en el 82 sopla aire, en contraste con la temperatura exterior, sopla caliente y nos atemperamos el cuerpo.


Como no es necesario material, decidimos hacer una entradita rápida para inspeccionar. Descendemos hasta una salita de unos 4 m2, donde la pared del fondo es un espejo de falla de manual. Siguiendo la falla, dirección Oeste, hay un par de pasos taponados por bloques, se puede intentar retirarlos. En dirección este, vemos un laminador impenetrable de unos 2 metros de longitud que desemboca en un volumen relativamente grande, las scurion nos permiten ver que las paredes se encuentran a unos 15 metros, y la corriente viene de este lado.


Cambiamos los planes y nos centraremos en la CL-081, a la que llamaremos Torca del Espejo. Hace falta ampliar el laminador para poder pasar, el primero en hacerlo es Carretero y se encuentra con medio cuerpo colgando sobre un pozo de 8 metros, con una maniobra digna del Circo del Sol, puede darse la vuelta y regresar al punto de inicio. Instalamos una cuerda y accedemos con seguridad al volumen que resulta ser más grande de lo que imaginamos. Pero lo más evidente es un pozo de 10 metros, por donde viene la corriente de aire. Dejamos el resto de opciones para concentrarnos en este pozo, que descendemos de inmediato. En su base, un nuevo laminador estrecho, esta vez vertical, nos detiene temporalmente, Mañana más, esto sigue!!




Jordi Pérez 28-12-2014

dijous, 7 d’agost de 2014

Breu campanya d'estiu. Juliol 2014.

Passejant per la zona de la Garma del Ciervo. Fractures impressionants en nivells + sorrencs.

18, 19 i 20 de juliol varen ser els dies que vam poder dedicar a fer allò que més ens agrada. Pujar a Cantàbria. Alguns feia molt temps que no ens posàvem la disfressa d'espeleòleg però la motivació era altíssima. (gairebé dos anys en blanc!)
Dedicaríem la primera jornada a prospectar alguns forats per la zona i dissabte seria el dia on dos equips buscaríem realitzar la connexió Yeguas-Cotero (si bé, no seria la primera vegada que s'intenta).
Per aquest propòsit vam comptar amb la participació d'il·lustres espeleòlegs del colectiu Alto del Tejuelo, SECJA, WOM Belgues, NIPHARGUS i d'altres exemplars il·lustres. De Mataró vam pujar en Jordi Pérez, l'Assumpta Triadó i servidor.

 
Tasques de prospecció. Assumpta i Jordi i Jordi tot cofoi.
 
Grup a la boca de la Torca de las Yeguas i Assumpta i Albert equipant la capçalera del BU-10?

Bé, al collado de la Espina vam començar a caminar fins arribar al Cotero, on es va quedar en Jordi amb uns quants companys i la resta vam acabar de baixar fins l'entrada de las Yeguas. Un cop equipats i pixats i impressionats per el bon temps exterior vam començar a desfilar pels pous d'entrada de la torca de las Yeguas fins arribar al nivell de galeries. Allà ja feia temps que no hi baixava (encara anàvem amb carbur) i esclar, amb tota la parafernàlia elèctrica ara la cova és encara més espectacular. Realment brutals les dimensions de la galeria Iluro i la bellesa de tot plegat...
Pujant cap al Collado de la Espina.

Arribats a la sala Jordi Mitjans i ajudats de precises tècniques vam començar a treballar en cercar la connexió entre ambdues cavitats. Com bé dic, cap al 2008 recordo un intent semblant amb només un equip a las Yeguas poc fructífer. Aquell dissabte però al haver-hi dos equips, un a cada cavitat, l'èxit semblava clar.
Olors, sorolls i sentiments ja passaven per les estretors però vora les 16h ja era hora de fotre el camp i la cosa queda allà mateix. Som molt a prop. Aviat doncs...

 
Sala Jordi Mitjans, tots els espeleòlegs buscant la continuació.

Bé, la a principal conclusió d'aquesta activitat tant social dins un forat cal destacar el companyerisme immens dels companys del SECJA i del WOM (per la meva part des de les Yeguas) i la motivació que hi ha en aquest grup de gent. 

Seguint amb la crònica, tots vam anar sortint del forat i tots junts al vespre vàrem estar comentant el tema una vegada més per en un futur tornar-hi i ser més a prop d'aquesta important fita... Conqueridors de l'inútil per alguns, però plens de satisfacció per ser modestament una peça més en aquest sistema que cada dia acumula més sorpreses...(i kilometres per qui en vulgui).

El darrer dia i abans de tornar cap a Catalunya vam fer una passejada per la zona de la Garma del Ciervo acabant al Mortillano i coneixent una miqueta més també la geologia d'aquest paisatge tant fantàstic que hi ha a Cantàbria.
 En Jordi Carretero sostre i cordialitat. Un gran paio.
 
  Estratificació creuada en gresos bioclàstics per damunt la Garma del Ciervo i vaques.
  Vall del Mortillano, morrenes frontals?
 Vaques diferents al mortillano.



Cantàbria infinita com diu l'anunci. Força i empenta que Cantàbria segur que encara guarda moltes sorpreses.

Albert Cabré.

dimarts, 24 de juny de 2014

TRAVESSA DEL SISTEMA BORA FOSCA- BORA DEL MEDALLÓ



.

Ja feia temps, ençà que en un article del espeleobloc (espelobloc.blogspot.com.es), em vaig assabentar, que una coneguda cavitat d’Osona, (" La Bora Fosca"), havia més que duplicat les seves dimensions, al descobrir una altre cova al mateix massís "la Bora del Medalló", que posteriorment es van unir amb la desobstrucció d’un pas entre blocs "El pas de Serrallonga", transformant-se amb una única cavitat de 1.257 mts de recorregut horitzontal, i 60 mts de desnivell. Fins que el diumenge 15 de juny, tres espeleòlegs de la secció Àlber Filbà, Assumpta Triadó i  jo mateix, vam visitar aquesta cova.
1. Viatge i aproximació
Des de Mataró C-60 fins a la roca del Vallés C-1415 c, cap  a la C-352 direcció Vic , i d’allà a l’autovia de l’Ametlla C-17. Continuem aquesta autovia direcció Vic, fins el km 63, on ens desviem cap a la C-25, després del km 183, deixem l'eix tranversal a la comarcal 153, passem per Roda de Ter, i un cop deixem enrere el km 16 entrem a L'Esquirol (Santa Maria del Corcó), seguint la carretera BV-5207 direcció al poble de Tavertet, fins el km 5. Aquí comença una pista a mà dreta sense cap indicació, que ens durà a Can Sobiranes, on em de demanar la clau de la reixa que tanca la boca Superior del Sistema.

Continuem per la pista que surt per l'esquerra de la casa. Rodejant la granja de porcs a 0,4 km  trobarem la Creu de Sobiranes, cruïlla de camins en un petit collet, s'ha de agafar el que surt a l'esquerra en forta pendent ascendent.
Creu de subiranes  (Manel Garcia)
als 
 600 mts trobem un altre cruïlla de camins  la Creu del Castell,

Consultant el pdf de Espeleoindex (Manel Garcia)
 em de agafa el de la dreta fins l'ermita de Sant Miquel de Sorerols, 300 mts, en aquest pla deixarem el vehicle, 
Ermita de Sant Miquel de Sorerols (Manel Garcia)
a no ser que disposem de un tot terreny, podrem avançar 500 mts per la pista , fins l'inici d'un corriol que surt per l'esquerra, marcat amb en pintura vermella en un arbre a la dreta d'aquest,

Inici del corriol , el tronc de l'arbre de l'esquerra te una marcva de pintura vermella
(Manel Garcia)

 que va serpentejant i baixant per dintre del bosc, fitat tot ell amb pintura vermella  a les roques del terra i als troncs del arbres, després de 500 mts de corriolet aquest esdevé planer, i  en passar per el peu de unes cingleres, la cova s'obra surt per sota del camí, en un lloc que fa un graonat  de 3,5 mts que desgriparem fàcilment, aproximació a peu des de el pla de l'ermita 15 minuts.

Bora Fosca, boca superior del sitema (Manel Garcia)

2. Descripció de la Cavitat
La porta es tancada amb una reixa, i un cadenat amb un candau, que obrirem amb les claus que ens han deixat a la masia de Can Sobiranes, la entrada es el punt més baix i estret del primer tram de la cavitat, dons el terra va descendint recobert de colades blanques, mentre que el sostre es manté gairebé horitzontal, seguint el pla d'estratificació, fins  adquirint unes proporcions màximes de 3,5 mts de amplada per 8 de alçada, i durant a aquesta visita vam trobar las parets en aquest sector farcides de artròpodes.,

Galeria d'entrada (Àlber Filbà)

Galeria d'entrada (Àlber Filbà)
Hola
Artropode a la galeria d'entrada (Àlber Filbà)


Galeria d'entrada (Àlber Filbà)

Aquest primer tram de més de 100 mts , desemboca en un ressalt de 6 mts que per on continua la cavitat direcció a la Bora del Medalló. Equipat en el moment de la visita amb dues cordes fixes, i una escalada, de 7 mts,. a la n dreta que dona accés a la Galeria Sobiranes, equipat en fixa en aquestes dates, passamà d’accés i una corda vertical amb un fraccionament entremig, fixat  amb doble ancoratge i passamà d'accés al arribar a la galeria superior, (una de las cordes del passamà inferior d'accés a l'escalada està en mal estat) . 

Instal.lació d'accés a la galeria Sobiranes (Àlber Filbà)
(Àlber Filbà)


Inici Galeria Sobiranes ((Àlber Filbà)

Aquesta galeria te un recorregut sinuós de quasi 200 mts,  amb una secció mitja de 2 mts d'alçada, x 1.5 mts d'amplada, encara que hi ha trams ens que ens haurem de ajupir, la galeria està molt concrecionada,  ( estalactites , macarrons blancs, etc)

Galeria Sobiranes (Àlber Filbà)

Galeria Sobiranas (Àlber Filbà)

Seguim  la travessa després de haver baixat el ressalt de 6 mts, a la dreta per l'espai que queda entre els blocs i el sostre , descendim fins una galeria baixa però ample de 3 a 5 mts i no superior al metre de alçada, inclús inferior , on sovint caldrà avançar a quatre grapes, durant uns setanta metres. fins on haurem de remuntar un ressalt de uns 3,5 mts, a la dreta de la galeria, que dona accés a la Sala de les Lloses,” terminus” de la cavitat fins l'any 2.003 la S.I.E va trobar la continuació.

Sala  de Les Lloses (Àlber Filbà)
A l'esquerra i al terra en aquesta sala trobem un forat de recentment excavat, per el que descendim i anem gatejant, durant 20 metres, on trobem un passatge estret , "El Pas d'en Serrallonga" que a les ressenyes esta qualificat com a sever  ???, no es un a estretor selectiva en absolut, entre blocs i fent ziga zages, durant unes desenes de metres progressem reptant, fins que finalment s'eixampla, i progressivament va augmentant d'alçada, estem a la Gran Galeria.
Sortin del Pas d'en Serrallonga (Àlber Filbà)

A partir d'aquí la cavitat es troba dominada per un important procés clàstic, i amb la quasi inexistència de processos reconstructius, las galeria de dimensions importants fins als 10 mts d'amplada  i 3 mts d'alçada,, estem a la Sala Final, el conducte segueix amb bones proporcions durant uns 120 mts,
Gran galeria (Àlber Filbà)
  
Gran galeria (àlber Filbà)
Així arribem a una sala arrodonida on la galeria principal va un gir de 90 º,  a la seva dreta tenim una continuació de on prové una aportació d’aigua, que es sumeix immediatament, per on podem avançar uns metres, fins una escalada equipada en fixa, amb estreps, que no vam pujar. Continuem fins que un derrumbament ens obliga a
 grimpar par accedir a la sala Despresa.

Sala Despresa (Àlber Filbà)

Les Pixes Blanques (Àlber Filbà)


Sala Plana (Àlber Filbà)
A partí d'aquí avancem pujant i baixant entre blocs fins a les Pixes  Blanques, i de aquí a la Sala Plana on progressivament va perdent alçada la galeria, i finalment amplada, fins tornar-se un conducte que en obliga a progressa primer gatejant i després a reptar, en aquest lloc les parets i el sostre son plens de mosquits, , fins una bifurcació on hem de agafar la de l'esquerra i amunt, es acostem a la gatera de sortida, on el fort corrent d'aire augmenta a mesura que disminueix la secció del conducte, recordant sensacions que es perceben a grans cavitats a terres llunyanes,  fins que de cop s'eixampla, estem a la Bora del Medalló.

Lamiinador arribant a la bora del medalló amb fort corrent d'aire (Manel Garcia)

Davant nostre la vegetació ens impedeix veure on  estem, ni quin es el camí per tornar a la boca superior, es una sensació molt comú quant surts d'una travessa en un indret que no coneixes, això i una tempesta, amb important aparell elèctric ens amenaça,

Bora del Medalló, boca inferior del sistema (Manel Garcia)
per sort la tornada es  fàcil i intuïtiva, només cal descendir 10 metres entre la vegetació, i caminar 50 mts a la nostra esquerra, on arribarem al inici de una pista no transitada, que seguim, sempre pujant, primer passarem per les Balmes de la Feu, i a la primera bifurcació , agafarem la de l'esquerra,  i al següent la de la dreta, en una pista encara menys transitada, 20 minuts de sortir de la cavitat, trobarem una fita de pedres a la nostre esquerra sobre el marge del camí , on pujant uns 6 o 7 mts trobarem el corriol, que ens porta, a la Bora Fosca, un cop a la boca comença a ploure amb calamarsa, però ja estem a cobert, esperem que acabi la tempesta, i iniciem el retorn al cotxe.

Els tres exploradors de retorn a la Bora Fosca, d'esquerrra a dreta Manel, Àlber, i Assumpta (Àlber Filbà)

Restes de la pedregada (Àlber Filbà)

Hem estat 4.5 h dintre de aquesta covat, que no decep i amb l’al·licient  afegit de que es tracta d’una travessa,  tècnicament molt fàcil, i esta aquí mateix, només a 85 km de Casa.


Manel  Garcia Diaz

Més informació i topografia a:

http://espeleobloc.blogspot.com.es/2010/11/el-sistema-de-la-bora-fosca-2.html